La democracia llega al fútbol

sponsor2.jpg

¿Qué aficionado al fútbol no ha soñado alguna vez con dirigir a su equipo? Más allá de los Abramovichs, Glazers o Pitermans, con capacidad para elegir el club que quieren comprar y arrasar, el resto de mortales nos hemos tenido que conformar con comprarnos un juego para el ordenador y ejercer de manager. ¿O no? Y como es obvio, no es lo mismo.

Pero en Inglaterra se ha creado un modelo de club de fútbol totalmente contrapuesto a los totalitarismos de los multimillonarios, tan extendidos en la Premier en los últimos tiempos, y que se acerca bastante a un modelo democrático aplicado al fútbol. Más allá de la posibilidad de elegir el presidente de turno que siempre terminará corrompido por el poder de su cargo, el Ebbsfleet United inglés ofrece la posibilidad de ser el entrenador del equipo. Pero no una sola persona, sino a todas aquellas que lo deseen.

Lejos de magnates rusos y oligarcas estadounidenses, y por un asequible precio de 50 euros, este club de categoría regional de la rivera del Támesis tendrá nada menos que 20.000 entrenadores de todo el mundo. Internautas que atraídos por el atractivo de la propuesta, mandarán cada semana sus alineaciones y votarán el once que debe disputar el partido. Hay un entrenador, se llama Liam Daish, pero sólo se encargará de elaborar informes de jugadores y proponer alineaciones. Los que mandarán serán 10.000 ingleses, 1.400 americanos, 500 australianos, 600 escandinavos… Lo que se llama la globalización del fútbol en estado puro.

Más allá de los problemas que pueda plantear la destitución del ténico en momentos de crisis (¿20.000 destituciones?), la verdad es que originalidad no le falta y seguro que habrá significado para el club un salto de calidad (al menos económico). Porqué a veces no está todo inventado, y en el fútbol menos. Basta ya de dictaduras de multimillonarios. La democracia es el camino.

Anuncios