Silenzio stampa: un circo mediático que beneficia a todos

Imagen

Desde el pasado jueves el Real Madrid ha decretado oficialmente el ‘silenzio stampa’. Según el club, argumentan que se vieron “cosas extrañas” en el arbitraje del día del partido contra el Villarreal (1-1), en el que Paradas Romero expulsó hasta a cuatro miembros del equipo madridista. Hasta el día de hoy, el club no ha llegado a concretar cuáles fueron esos fenómenos que requerían la pausa y el silencio del primer equipo madridista. Sus razones tendrán. El caso es que ayer, José Mourinho, obligado por la normas de la UEFA, compareció en rueda de prensa junto a Sami Khedira. El entrenador se negó a contestar, ante la repetida insistencia de los periodistas, a cualquier pregunta sobre ese silencio institucional. Se limitó a decir, en una única ocasión, que “no tengo que justificar nada. No soy yo el responsable de todo esto ni el que ha determinado esa decisión”. Y ya. A la que Anton Meana, periodista de Radio Marca, preguntó a Khedira si tras el encuentro habría declaraciones de los jugadores, el alemán miró a Mourinho, se dijeron algo de forma gestual, y el portugués se levantó. Tras él lo hizo el mediocentro madridista, con cara de circunstancias. Sigue leyendo

¿Qué piensa Jonathan De Guzman?

Desde hace ya unas semanas, y sobre todo tras la confirmación del fiasco del Villarreal en Champions League (0 puntos en 6 partidos en la fase de grupos) me asoma una cuestión: ¿qué estará pensando Jonathan De Guzman en este momento de la temporada? De Guzman, un hombre que la temporada pasada deslumbró a los amantes de los resúmenes y a los especialistas en emitir juicios de valor absolutistas a partir de casos particulares. El holandés tuvo el año pasado momentos realmente espectaculares; otros de muy buenos; bastantes de mediocres, y en la valoración global de la temporada se acercaba más al aprobado que al notable. Desaparecía, cual Guadiana, en momentos puntuales de la competición. Rachas más o menos largas (la de final de liga fue interminable) que hacían que el juego del equipo dependiera en buena medida de su rendimiento. Nadie va a negar que fue, de lejos, el mejor jugador y con mayor proyección del Mallorca en la temporada 2010/2011. No es precisamente ésa la reflexión que pretendo exponer. Sigue leyendo

Un debate poco democrático y un problema de egos


Nos levantamos hoy con esta espectacular portada de ‘La Vanguardia’ en la que el rotativo catalán exhibe, no sin orgullo y haciéndose los ofendidos, la fotografía del ‘no debate’ de ayer por la noche en 8TV. Ha sido la comidilla periodística de la campaña, uno de esos temas que sólo interesan a aquellos que diseccionamos las campañas electorales hasta el último pedazo. Al gran público poco le importa: los que quisieron debate ya tuvieron más que de sobras el viernes pasado en TV3 (una televisión pública). Y sin triquiñuelas añadidas. Finalmente, el periódico de Godó ha conseguido, por hache o por be, aquello que quería situar en su primera página: una fotografía de los cuatro candidatos sin la actual ministra de Defensa y candidata más votada en las últimas elecciones, Carme Chacón. Y digo esto porque todo el mundo en la cadena del Conde sabía que este debate a 5 nunca iba a celebrarse. Cierto es que se sabía la fecha desde hace mes y medio, como dice el periódico, pero no es menos cierto que desde el primer momento se atribuyeron problemas de agenda para no realizarse. Entre ellos, compromisos ya pactados con cadenas públicas que no era posible cancelar. Y se ofreció siempre la figura del número 2 por Barcelona, Daniel Fernández, para que asistiera en representación del partido. Pero eso no importa para aquellos que saben lo que quieren conseguir. Sigue leyendo

El gran fracaso de Barack Obama

“Durante años, el sector financiero de Estados Unidos estuvo gobernado por reglas anticuadas y débilmente aplicadas que permitieron a algunos sacar ventaja del sistema y tomar riesgos que pusieron en peligro toda la economía”. Ésta fue una de las frases más repetidas por Barack Obama durante su campaña presidencial, pocos meses después de que la crisis de las ‘subprime’ estallara en las mismísimas narices de la sociedad americana. Éstos, indignados por el comportamiento de su clase financiera y, por ende, de su clase política, pedían un cambio brusco en la orientación del país. Esto sucedía en 2008. ¿Les suena de algo? Plaza Catalunya, Sol… Como siempre, llegamos tarde a los debates. En este caso, unos tres años. Sigue leyendo

Fabriquemos un candidato: Bernardino León

En pleno debate sucesorio por saber quién será el (o la) que ocupe la cabeza de lista del PSOE en las próximas elecciones generales, ayer el diario El País colocaba, sin hacer mucho ruido, una entrevista ‘curiosa’ en su contraportada. No era una entrevista al uso, ni por las preguntas ni tampoco por las respuestas. Era una de esas conversaciones informales transcritas, tal y como podrían definirse el tipo de entrevistas que empezaron a hacer Lluís Amiguet, Víctor Amela y Ima Sanchís en La Vanguardia, y que ahora han importado otras cabeceras. Una de ellas la del grupo Prisa. El entrevistado en cuestión es un desconocido para el gran público, uno de esos personajes que trabajan en la sombra y que se mueven cual pez en el agua tejiendo desde el anonimato. Su nombre, Bernardino León. Su cargo, secretario general de la Presidencia del Gobierno, además de ser el brazo derecho de Zapatero y uno de sus principales asesores. Para los más aficionados a la genial serie americana ‘El Ala Oeste de la Casa Blanca’, estaríamos ante el Josh Lyman de La Moncloa. Sigue leyendo

La triste imagen de la vergüenza

Foto: RCDMallorca.es

Artículo publicado en Zona Mixta
Por Miquel Rosselló

Corría el año 2007. Por aquel entonces Mateu Alemany, empujado por el firme apoyo de algunos presidentes de Primera División, iniciaba su carrera para llegar al trono de la Real federación Española de Fútbol. Una entidad que durante 17 años había sido el coto privado de caza del anteriormente defensa del Athletic Club y ahora metido a pseudo-dirigente, Ángel María Villar. De todos es sabido que esa candidatura del ex presidente mallorquinista nunca llegó a cuajar por culpa de las maniobras corleonescas del máximo mandatario del fútbol español, que ni corto ni perezoso cambió la normativa a su antojo. La plataforma de apoyo a Alemany finalmente se disolvió y no hubo elecciones en la Federación. Pero eso no le importó a Villar. Él no perdona. Ni tampoco olvida. Sabía que tenía la sartén por el mango y su intención era freír a la entidad mallorquina.

A partir de este momento, y sobre todo aumentado cuando Mateu Alemany retomó las riendas del Mallorca en enero de 2009, el club empezó a sufrir una serie de arbitrajes poco ortodoxos y sospechosos. Penaltis inexistentes, expulsiones más que rigurosas, fueras de juego de libro que no se silbaban. La historia de los árbitros y sus actuaciones son como la existencia de los OVNI: nadie tiene pruebas para demostrarlo (como sí ocurrió en Italia y se muestra en el muy recomendable documental ‘Calciopoli’) pero razones para creer hay de sobra. 9 penaltis en esta primera parte de la temporada parecen razones más que suficientes. Pero más allá de efectos paranormales y victimismos varios, llegaron las pruebas fehacientes. En el momento en que la Federación debió romper una lanza a favor del Mallorca ante la UEFA, no lo hizo. Es más, empujó al club bermellón al abismo para colocar en su lugar al Villarreal. La afición bermellona lloraba su expulsión de una Europa League que se había ganado por méritos propios. Villar y Roig reían.

No contento con ello, Villar se propuso humillar públicamente al Real Mallorca para que a nadie le quedara ninguna duda de que su enemistad con el club era un hecho. Así, en la comida de Navidad que anualmente organiza la RFEF con los clubes, la directiva del equipo balear no fue invitada. No hubo disculpa, ni tan sólo excusa. Esa fue la gota que hizo que el Mallorca decidiera poner fin, de una vez por todas, al enfrentamiento. Ayer Villar recibió, cual señor feudal que acoge a sus arrepentidos súbditos, a la directiva balear en Madrid. Una imagen que, como se suele decir, vale más que mil palabras: él en el centro, comandando la mesa, y el resto de directivos del Mallorca a sus lados.

Se rindió. La directiva dijo basta. Lo dijo arrodillándose ante las herramientas mafiosas de su rival. Es obvio que es difícil competir contra el que maneja el ‘cotarro’ a su antojo, aunque no es menos cierto que algunos aficionados hubiéramos preferido morir de pié que vivir de rodillas (como dijo el revolucionario cubano). Con la foto de ayer se pone fin al expolio al club bermellón. Al menos con el que es patente y notorio. Porqué nadie, ni tan siquiera el todopoderoso presidente de la Federación, puede asegurar que a partir de ahora el Mallorca sea tratado de forma justa sobre los terrenos de juego. Los árbitros se equivocan, y en España más, y es más que probable que el equipo vuelva a ser perjudicado. Aunque ya no se podrá llorar mirando hacia la Federación. Ahora lo haremos como todos, o como casi todos (villarato al margen), insultando y menospreciando al trencilla de turno. Eso sí, parece que los que sí se evitarán serán los penaltis injustos en los despachos.