Mallorca, el nuevo Springfield

Hace ya unos cuantos años, la ácida serie americana ‘Los Simpsons’ retrataba en uno de sus capítulos como, por culpa de la mala gestión de las arcas públicas que hicieron los dirigentes políticos (entre ellos el gran Homer Simpson), Springfield acababa siendo el destinatario de toda la basura de EEUU. La exageración llegaba al punto de que los ciudadanos debían trasladar todo el pueblo para no vivir inundados de residuos. Pero como siempre ocurre, la realidad supera a la ficción y el papel de la insituable ciudad americana acabará interpretando de manera muy similar Mallorca: nos tocará comer mierda unos cuantos (muchos) años.

Con la excusa de que todo esto es gracias a la gestión de la innombrable, aquella que cree que los delitos económicos no deberían tener penas de prisión, el PP ha aprobado esta semana convertir Mallorca en el depositario de las basuras de media Europa. Sí, lo han oído bien, todo lo que los demás países no saben qué hacer ya tendrá un destinatario: la isla de la calma. Y todo esto lo hacen por nosotros, y debemos dar las gracias, porque la argumentación es que así los impuestos no acabarán subiendo y repercutiendo en la cartera del ciudadano. Es decir, y aunque cueste mucho de entender a aquellos que todavía tengan algo de racionalidad en su cerebro, Mallorca recibirá la mierda de Europa gracias a un contrato firmado por la ex presidenta del Consell Insular, que en pleno s. XXI acordó priorizar la incineración por encima del reciclaje. Una visionaria.

¿Verdad que parece rocambolesco? ¿Verdad que se parece peligrosamente al episodio de la serie de animación? El único problema es que aquí no hay manera humana de mover una isla de sitio (fans de Lost, no tenéis voz en este debate), así que lo más probable es que los que se muevan de lugar sean los turistas. Sí señores, aquel sector del que tanto dependemos verá como Mallorca pasará a ser una isla menos idílica y con más olor a mierda. Aunque no sea verdad, porque aquel que crea que realmente esta importación de basura no repercutirá en la imagen exterior de Mallorca realmente no tiene ni idea de cómo funciona el mundo del marketing y la comunicación. Se lo estamos poniendo muy fácil a nuestra competencia turística para que nos saquen del ring con sólo un puñetazo seco, un directo a la mandíbula.

Eso sí, no olvide el lector que es por nuestro bien, para no subir los impuestos. Da igual si el único sector productivo de la isla se resiente por no tener que pagar más a una empresa privada, que curiosamente está financiada por empresas constructoras y eléctricas. Es igual que este Gobierno balear esté equivocando el rumbo y esté dejando maltrecha la imagen de Mallorca durante muchos más años de los que ellos estarán en el cargo. Todo esto da igual, ellos se sacan el problema de delante y de paso convierten Baleares en la CC.AA. que más incinera sólo por detrás Cataluña. El símil de que la mierda nos llegará muy pronto al cuello es tan real que tendremos que empezar a quemarla lo más pronto posible. ¿A qué esperamos?

Artículo publicado en ‘El Periscopi’

Anuncios

Un pensamiento en “Mallorca, el nuevo Springfield

  1. Pingback: Mallorca, el nuevo Springfield

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s