Un escondite para ultras y radicales

iii-foro-social

Hará unos ocho años, cuando los diarios digitales comenzaban a coger forma y se postulaban para convertirse en una alternativa a los periódicos de papel (¡Que viene el lobo! Gritaban mis profesores de periodismo cuando hablaban de ellos), uno de sus principales alicientes era la capacidad para poder comentar la noticia con otros lectores del mismo periódico.

Se imaginaba así un escenario casi paradisíaco, pacífico, reflexivo, en el que los lectores expresarían sus diferentes puntos de vista y donde se podría observar la pluralidad de los usuarios de un diario en cuestión. Algo así como la panacea del diálogo y la exposición ordenada de motivos. Nada más lejos de la realidad.

Pero lo cierto es que el usuario de periódicos digitales (en los que se incluye un servidor como lector masivo) ha optado progresivamente por abandonar este tipo de foros. Esta utopía formulada por alguna mente maravillosa, no tuvo en cuenta un factor: un espacio en el que se puede firmar con un pseudónimo y que no cuenta con ningún tipo de moderación, sería el caldo de cultivo perfecto para que en él se acomodaran todos aquellos que, a base de insultos y descalificaciones, pretenden imponer su visión de la realidad por encima de los demás.

Todos aquellos con ideologías radicales (no sólo en política, también en temas como el fútbol, immigración, aborto…) se sienten a las mil maravillas en un espacio en el que son leídos por mucha gente y donde pueden insultar con total impunidad. Y los periódicos parecen haberse dado cuenta: algunos, como Marca.com, optan por obligar a registrarse a sus usuarios (un paso tan lento como inservible, ya que se puede falsificar la identidad sencillamente); otros, avisan al usuario de que conocen su IP y que podrían emprender acciones legales según cual sea su comportamiento en el foro, como Avui.cat; y la mayoría, está optando por retirar, progresivamente este instrumento de sus páginas (es el caso de ElPais.com).

Por tanto, parece que sólo aquellos periódicos destinados únicamente a generar visitas sin ningún tipo de pudor moral, y que anteponen sus intereses sobre cualquier otro, se las ingenian para seguir justificando los comentarios en sus noticias. Los demás medios, que quiero considerar como prensa seria, los han eliminado o al menos limitado de forma drástica. Porqué no hay nada peor que razonar y ser contestado con insultos. Porqué los radicales ya tienen suficientes instrumentos para darse a conocer y buscar la violencia. 

Anuncios

2 pensamientos en “Un escondite para ultras y radicales

  1. my name is yabiana’m twenty years, I’m in seventh semester of public accounting. born in Sangil santander and live in bogota four years ago.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s