Un desierto llamado Camp Nou

mosaico

Decir que la afición del Barça no es de las mejores de España es ser generoso. El silencio sepulcral que preside un 70% de los partidos en el Estadi hace que siempre sea el equipo el que tenga que animar a la afición. Probablemente la mayoría de campos europeos contemplan un mejor ambiente que el que hay en el precioso coliseo blaugrana. Y lo dice un culé. Tal vez sea por la media de edad de la mayoría de sus asistentes; tal vez sea su clase social; o incluso se le podría achacar a que es un público tan acostumbrado a ver buen fútbol que le cuesta entrar en el encuentro si no es vistoso. Pero a todos estos factores, hay que sumarle uno de preocupante: la gente ha dejado de ir al Camp Nou.

Aunque no los hinchas de a pie, los que se dejan la pasta para poder ver a su equipo. Este público es fiel y paga religiosamente su entrada siempre que tiene oportunidad. En el último partido ante el Valladolid se vendieron las 15.000 entradas que había a la venta. Es decir, de los 58.000 aficionados que había el pasado sábado en el Camp Nou, sólo 40.000 eran socios. Menos de la mitad. Y no es este un caso aislado: esta situación se ha venido repitiendo este año partido tras partido, a pesar de que el equipo de Guardiola está realizando probablemente el mejor fútbol que se había visto en el césped del Camp Nou desde el Dream Team.

Pero el colmo del asunto llegó el pasado sábado, durante la retransmisión de dicho partido en la cadena catalana Rac1. En un momento del encuentro, el locutor sacó a la palestra el tema y aconsejó que, para el bien del club, lo mejor sería que el socio que no fuera al campo hiciera uso del ‘Seient Lliure’, para que otro pudiera ocupar su lugar. Parece lógico. Pues a muchos socios no se lo parece. La multitud de llamadas y mensajes en la centralita de la radio diciendo que quien era el locutor para decirle que tenía que hacer cada uno con su dinero fue innumerable. Muchos socios argumentaban que ellos pagan su carnet cada año, y que con él hacían lo que les daba la gana. Una actitud que ayuda muy poco al club y que retrata perfectamente el tipo de aficionado que ocupa los asientos del estadio culé.

Con todo esto sólo pretendo decir que al Camp Nou no sólo le vendría bien la tan ansiada reforma arquitectónica, sino también de su público. Ese público que sólo anima (y lo justito) cuando el equipo gana, y que se queda sentado con su puro quejándose cuando el equipo no juega como los ángeles o simplemente falla un pase fácil. Se debería hacer una renovación, cambiar al acomodado socio que sólo va a ver al Madrid y al Atlético, por ese que no para de gritar y animar durante noventa minutos. Tal vez la inclusión de una grada joven (al estilo de la que tienen equipos como el vecino Espanyol) que sustituya a los defenestrados Boixos Nois, y que aprovechara la genial acústica con la que cuenta el Estadi, podría ser la solución para un equipo que no para de crecer, pero que cuenta con una afición más muerta que viva. La solución urge. Al menos de esta manera se acabaría ese silencio sepulcral que tan poco ayuda a los jugadores.

Anuncios

3 pensamientos en “Un desierto llamado Camp Nou

  1. Excel·lent post!

    Jo sóc víctima de la “idiot-sincràcia” del soci abonat. Sóc soci dels “tontos”. Dels que paguem i no tenim seient. Fa tres anys que estic en llista d’espera per obtenir-lo. He sentit que hi ha uns 3000 socis “missing”, és a dir que NO VAN MAI ni cedeixen/deixen/lloguen el seu carnet.

    És cert que tothom pot fer el que vulgui amb els seus diners, però si realment són culers, si no han d’anar al camp o cedir el seient, que dediquin la quota a apadrinar un nen, donar-la a una ONG o directament llençar-la a la brossa, i que deixin lloc als que en tenim més ganes.

    Hi ha un 50% d’espectadors que van al futbol com qui va al Liceu. Hi ha un 50% d’espectadors que si animes, et fan callar. Hi ha un 50% d’espectadors que si t’aixeques amb una bandera et renyen “perquè no veuen”. Hi ha un 50% d’espectadors dels que hi van que el més semblant que han vist a una pilota, es la capsa dels puros que es fumen i es permeten el luxe de discutir de futbol. Hi ha un 50% d’espectadors que s’han passat mitja vida dient que Ferrer, Sergi, Valdés i fins fa poc Xavi no eren jugadors pel Barça. Hi ha un 50% d’espectadors al Nou Camp que, sencillament són idiotes.

  2. Totalment d’acord amb tu, es pot dir més alt però no més clar… Alguns necessitarien unes sessions d’electroxoc abans de cada partit perquè fossin capaços d’animar una mica… O sino, que ens deixin lloc als que sí tenim moltes ganes d’anar al camp a animar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s