El doblaje o la devaluación del cine

Ayer, mirando la televisión a altas horas de la madrugada cual parado de larga duración, encontré un programa de esos que no caben en horario diurno, ya que cuenta con una audiencia más bien limitada y selecta. Se trataba de un programa que se emite en Digital + y que se llama Taller Canal +. Este programa de entrevistas/coloquio sobre cine, y que dirige de forma magistral Antonio Muñoz de Mesa, se nutre de traer a directores, guionistas y actores del séptimo arte para que nos expliquen sus entresijos. Después, estos reciben preguntas de diferentes estudiantes de cine, cuyo conociemiento del medio se supone extenso.

En este episodio el entrevistado era el impetuoso y transparente Óscar Jaenada, conocido por su participación en diversas series televisivas, y sobretodo por ser el protagonista de ‘Camarón’ (por cuyo papel recibió un Goya). En un momento de la entrevista, el actor empieza a quejarse del doblaje existente en España, y se manifiesta como francamente contrario a él. Según el actor, más allá del provincianismo que mostramos ante el resto del mundo con este hecho, lo peor es que esta práctica obedece a un obsoleto mandato de la dictadura franquista.

El 24 de abril de 1941, y bajo orden ministerial, se aprobaba un texto que rezaba «queda prohibida la proyección cinematográfica en otro idioma que no sea el español, salvo autorización que concederá el Sindicato Nacional del Espectáculo, de acuerdo con el Ministerio de Industria y Comercio y siempre que las películas en cuestión hayan sido previamente dobladas. El doblaje deberá realizarse en estudios españoles que radiquen en territorio nacional y por personal español». Esta ley, que se redactó bajo el pretexto de respetar la identidad nacional española, tenía el único fin de legitimar la censura en nuestro país (añadiendo un complejo filtro que no permitiría que se emitiera nada en contra del régimen, tal y como se explica en el blog ‘Notas de Cine’).

Y ahí seguimos estancados. Han pasado más de sesenta años y en España casi todas las películas están dobladas. Que nadie se confunda: esta no es una queja hacia los dobladores de este país, que los hay de muy buenos (como por ejemplo Joan Pera, doblador de Woody Allen, que incluso ha visto reconocida su calidad por el propio director neoyorquino). El problema es que el doblaje es una manera de reinterpretar el arte. Cuando se dobla, se pierde buena parte de la intención que le ha dado el actor en cuestión y de las indicaciopnes que éste ha recibido por parte del director. Se crea otra obra, con diferentes diálogos, que en muchos casos pueden hacer que una gran película quede reducida a una pifia de campeonato.

Porque ¿es que a caso se traducen las canciones? No, sólo aquellos cantantes con vocación puramente comercial que buscan el dinero y que quieren conquistar más mercados aceptan editar sus hits en diferentes idiomas. Y el resultado suele ser generalmente nefasto. Así pues, si no se quiere manipular una obra de arte ¿por qué se dobla? Son muy pocos los países en los que es común esta práctica, y encima nosotros lo seguimos haciendo por un mandato de un enano que ya está muerto. Un poco de respeto para el trabajo ajeno, promovamos un cine de calidad subtitulado y no doblado.

Anuncios

5 pensamientos en “El doblaje o la devaluación del cine

  1. Bé, bé, Miki, et veig en forma, jeje. Com pots imaginar, estic completament d’acord amb tu.

    No exagero si dic que ja no recordo la última pel·lícula que vaig veure doblada, ja sigui al cinema o en DVD. La veritat és que la diferència és abismal, no només per la intensitat dels diàlegs i les actuacions, sinó també per la interpretació de la pròpia peli. Totes les traduccions dels diàlegs tendeixen a neutralitzar-los i la utilització d’expressions diferents o segons quin sinònim de la paraula original pot canviar més coses del que sembla.

    Després hi ha això tan fantàstic de que Tom Hanks, Nicolas Cage i Tom Cruise tinguin la mateixa veu. El problema és que ja està tan normalitzat, que la gent els identifica amb ella sense quasi adonar-se que és la mateixa.

    I si a més a més et pares a pensar que tot plegat és herència d’aquells temps i que l’objectiu era precisament agafar l’original i retocar-ho a mida i gust del “régimen”, doncs encara pitjor.

    Desgraciadament, dubto que aquesta “tradició” pugui eliminar-se fàcilment, bàsicament perquè s’ha normalitzat de tal forma que la gent et mira malament quan els dius que mires les pelis subtitulades. Que si friki, que si cultureta, que si modernillo… en fi, encara sort que en tenim la oportunitat i podem gaudir de les pel·lícules tal com són, i que així sigui per molt de temps. Llarga vida al Icària, Renoir, Verdi, etc…

    PD: Ja recordo la última peli q vaig veure doblada, Los Simpson. I és que en cinema són nefastos, però en quan a sèries d’animació no es pot negar que són bastant cracks.

  2. Pingback: Sobre doblatges i remakes… « maconfidential

  3. Pues apoyo la causa a mantener las películas subtituladas. Como fan de cine y blogger de cine, siempre he apoyado el cine en VO, y la verdad es que incluso cada vez son los peores los subtitulos en las edicones DVD, pero al menos nos permiten disrutar de la integridad del film.

    Me ha encantado tu blog, tus razonamientos y ganas un fan. Espero subas algo en el ranking, que te has estancado pero te deseo suerte pues haces un buen trabajo, y si un dia quieres hacer un monográfico del tema, tienes hueco en nuestro BLog… Nos leemos.

  4. Muy buenas, estoy de acuerdo con parte de las argumentaciones del post, aunque no os penséis que sólo en España se doblan películas. Aquí en Alemania también lo hacen. Así que por favor, no saquéis al franquismo como fuente de todos los males. En España la gente no quiere ir al cine a leer subtítulos, así de sencillo. Quién sabe, quizás si con el tiempo los hijos de tipos tan listos como vosotros se animan por seguir vuestros pasos, el país se arregla de una vez. Saludos, listillos.

  5. Una de las experiencias más cómicas que recuerdo fue haber visto, en España, Parque Jurásico doblada. En los momentos de más tensión, yo me reía por el doblaje, porque la había visto en mi país en la lengua original. Es mentira y pereza eso de que nadie quiere ir a leer al cine. ¿Se imaginan a Penélope Cruz doblada al inglés, muy suavizado el lenguaje o el tono?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s