¿Cuánto le queda a Castro?

fidel-castro-2.jpg
Fidel Castro debe estar poco menos que agonizando en su lecho de muerte. Al menos esto es lo que se deduce de la no aparición del jefe de estado cubano en la celebración de su 81 cumpleaños. El líder caribeño, antaño enérgico y crítico con su archienemigo estadounidense, no puede más que escribir artículos en el principal diario cubano para que se ‘vea’ que está vivo (y a saber no ya si los redacta, sino si los dicta él).

El declive de Castro es el declive de un régimen herido de muerte y que probablemente acabe con la caída de su líder, a pesar de que los miembros de su gobierno se nieguen a ver como se les acaba el ‘chollo’. En los últimos dos años ha sido el hermano de Fidel, Raúl Castro, el que se ha encargado de comandar el país. Pero su carisma no es el mismo, y su influencia sobre el pueblo tampoco.

El tiempo que le queda al líder es el que le queda a Cuba antes de vuelva a convertirse en el bourdel de los norteamericanos, tal y como ya lo fue con gobiernos anteriores a Castro, como el de Batista. Cierto que nosotros, los extranjeros, preferiríamos que siguiera siendo esa mancha en medio del Caribe, esa excepción de un modelo obsoleto que hay que mirar como quién observa algo extraño. Como quien viaja a un museo político con figuras vivientes. Pero ¿alguien ha preguntado al pueblo cubano?

Desde nuestros televisores de plasma y nuestras mesas llenas de comida es muy fácil defender el comunismo y decir que nos gustaría que con la muerte de Castro todo siguiera igual. Pero los cubanos también tienen derecho a crecer, y después de esta larga dictadura, es el momento de que el país evolucione y su población pueda gozar de los avances tecnológicos (entre otras muchas cosas, además de alimentos o el derecho a salir libremente del país) que nosotros llevamos años disfrutando. Au Revoir Comandante.

Anuncios

2 pensamientos en “¿Cuánto le queda a Castro?

  1. No todos opinamos como tú cuando dices eso de: “desde nuestros televisores de plasma…” La defensa del comunismo es algo que hoy en día no tiene el significado que tuvo en su momento. Es más, yo diría que hoy resulta incomprensible para la mayoría de los mortales y no porque el capitalismo sea el paradigma de todos los bienes, sino porque las dictaduras, vengan de donde vengan, son, simplemente, una enfermedad para el ser humano.
    Por eso, a Castro le queda lo que le queda y seguramente Cuba renacerá de sus cenizas si es que hay cenizas y sus habitantes recuperarán poco a poco un bienestar que nunca debieron perder gracias a sus “buenos vecinos del otro lado” y a unos gobernantes que no supieron abandonar el poder y dejarlo en manos de quienes pudieron hacer una transición realmente democrática y con eso no me refiero a las mafias de Miami. Nada más lejos de mi intención.

  2. Cierto que defender el comunismo es casi imposible, y más desde el punto de vista actual, con un régimen agonizante que va dando bandazos para intentar salvar su cabeza. De todas formas, me gustaría que saliera adelante sin necesidad de EE UU (una utopía), porque todos sabemos lo que pasa cuando los yankees llegan a un país (sobretodo si es sudamericano, ‘su’ patio de atrás).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s